La Cadena de Valor en la Experiencia del Cliente y la Administración del Compromiso del mismo en su negocio

La gestión de la participación del cliente es un esfuerzo directo de su organización para priorizar a sus clientes, asegurándose de que cualquier comunicación con su marca sea valiosa. Este tipo de gestión forma parte de la cadena de valor de experiencia del cliente (CX).

El significado de la cadena de valor

Esencialmente, la cadena de valor es los pasos que una organización debe implementar para obtener su producto o servicio del concepto en manos del cliente. Este es un modelo de alto nivel que describe los pasos en los que las empresas toman «materias primas» y les agregan valor para crear un producto que se vende a los clientes.

La cadena de valor es efectivamente un paquete de actividades que realiza una organización para obtener un producto diseñado, producido, entregado, comercializado, vendido y respaldado. Y en cada paso, su empresa tiene la oportunidad de ‘agregar valor’ de alguna manera para crear una ventaja competitiva frente a sus rivales.

Los mismos principios se aplican, entonces, a la cadena de valor de la experiencia del cliente. Lo que queremos decir con la cadena de valor de CX es: asegurarse de que sus clientes estén contentos y satisfechos con su servicio en cada paso del viaje con usted, en cada punto de contacto donde interactúan con usted. Una cadena de valor centrada en CX le da a su organización el poder de hacer esto.

La gestión del compromiso del cliente debe modernizarse
Las expectativas del cliente han cambiado gracias a la tecnología, lo que significa que debe ser:

  • Rápido como un rayo
  • Sensible a sus preferencias
  • Consistente
  • Profético
  • Personalizado

Si los clientes no obtienen esto, irán a la siguiente marca. Como resultado, las empresas deben cambiar para cumplir y superar estas nuevas expectativas. Deben ocurrir dos cosas dentro de su organización para que pueda mantenerse y prosperar en este mundo centrado en CX:

1. Cambiando a la defensa del cliente

La defensa del cliente es la idea de que las organizaciones se centren en lo que es mejor para el cliente en todos los aspectos de su negocio. Se define como un cambio completo en la cultura e ideología de la compañía para poner al cliente primero. A menudo se manifiesta a través de mejoras en el servicio al cliente, técnicas y estrategias de mercadotecnia, o asegurándose de que los procesos internos conduzcan en última instancia al beneficio del cliente, en lugar de otros enfoques como las ganancias finales.

Las actividades dentro de la cadena de eventos que conducen a un producto o servicio que se entrega al cliente influyen en cómo el cliente recibe ese servicio. Si la cadena de valor o las actividades en el período previo son eficientes y sin complicaciones, el cliente se beneficiará.

2. Implementar tecnología de vanguardia

Aprovechar la tecnología disponible para usted permitirá a su organización brindar una experiencia de cliente de vanguardia. La automatización del flujo de trabajo, por ejemplo, es una forma en que su organización puede transformar sus procesos internos y externos para beneficiar al cliente. Y la mejor parte es que lo hace al facilitar el trabajo de sus empleados.

Veamos cómo la actualización de sus procesos comerciales a través de la automatización del flujo de trabajo puede mejorar su cadena de valor de CX y la satisfacción de sus clientes y empleados.

Haga la elección del cliente una cincha siendo innegablemente grande

Brinde valor a sus clientes en todo momento al transformar sus procesos internos y externos para su beneficio. Mediante el empleo de soluciones de Nintex, puede facilitar a los clientes el uso de sus productos y servicios y, en el lado interno, sus empleados pueden dedicar más tiempo a tareas que crean un mayor valor para el cliente.

La automatización del flujo de trabajo beneficia a sus clientes al:

Aumento de la eficiencia

Cuando los procesos internos en su negocio se mueven de forma rápida, automática y sin errores, sus empleados tienen tiempo de agregar valor a la experiencia del cliente, ir más allá y brindar una experiencia más personalizada.

Por ejemplo, con Nintex Forms puede integrar fácilmente las capacidades de firma electrónica en sus contratos y enviarlas a sus posibles clientes, lo que le permite cerrar más ofertas y acelerar la cadena de suministro. Además, los clientes pueden confiar en su organización para lo que necesitan, lo que en el mundo B2B genera un efecto dominó positivo de confianza y reputación positiva.

Mejorando la comunicación

Una enorme frustración para muchos clientes es la incoherencia que experimentan al comunicarse con una organización. Existen múltiples plataformas y medios que les permiten ponerse en contacto con usted, pero eso no siempre se traduce en una gran comunicación. Si no ha conectado estas plataformas internamente, terminará con un sistema complicado que cruza sus cables y comete errores.

Piensa cuando necesitas contactar a tu proveedor de cable, por ejemplo:

  • Ingresa su problema en un cuadro de chat en su sitio web
  • Más tarde recibirá un correo electrónico solicitándole que indique su problema
  • Usted responde por correo electrónico
  • Cuando no hay respuesta, los llama para informar el mismo problema
  • Solo para que sepan que no tienen conocimiento de sus informes iniciales del problema

Con la plataforma de flujo de trabajo de Nintex, puede estandarizar el proceso de servicio al cliente que garantizará la coherencia en todas las plataformas de comunicación y ayudará a su personal a proporcionar un mejor servicio.

Servicios agilizados en todo su negocio

Al unir sus procesos internos y externos, puede lograr un valor aún mayor para sus clientes. Al integrar a Nintex en la gestión del compromiso con el cliente y la cadena de valor de CX, puede asegurarse de que sus clientes siempre sean su prioridad número uno.